Síguenos @fosstudio
 

El Estado Crítico de Nuestro País y Ciudad

Estamos en un momento crítico, donde nosotros como panameños tenemos que decidir el rumbo de nuestro país y nuestras ciudades en términos de sostenibilidad. Tenemos una sequía en las provincias centrales traída en parte por los efectos del calentamiento global y exacerbada por los efectos de El Niño, y mientras sólo hablamos de ríos secos y cancelar o no los carnavales, no hablamos de la deforestación; no hablamos de nuestra total dependencia en los carros y el estado deplorable del transporte público urbano y suburbano; no hablamos del atraso de planificación urbana de nuestros pueblos y ciudades; no hablamos de la contaminación en nuestras cuencas hidrográficas. Como país y ciudad no tenemos plan urbano y cada vez que el gobierno hace algo (PRD, CD, Panameñismo, no importa que gobierno sea) es ponerle una curita a una herida que cada vez se hace más profunda. No hay planteado un plan de conservación de agua; No hay planteado un plan de remodelación urbana que incluya carros, caminabilidad, bicicletas, verdor en la ciudad, transporte urbano integrado con lo anterior y las necesidades de la ciudad y sus habitantes; no hay planteado un plan de reforestación; no hay planteado un plan de reciclaje; no hay planteado un plan de diseño y construcción sostenible; no hay un plan de concientización ciudadana, ni siquiera hay un plan para llevar la educación de nuestro niños al siglo 21; no hay plan de conservación de energía. Todo es por reacción ¿Demasiados carros en la calle? Hacemos una ley de estacionamientos nueva que convierte todos los proyectos nuevos en playas de estacionamientos sin importar que el tráfico no se va a mejorar y va a incrementar el precio de los bienes inmuebles que se construyan bajo esa nueva ley a niveles incomprables ¿No hay agua en Azuero? Racionemos el agua, pero el pueblo no se puede quedar sin agua, y si se mueren 2,000 vacas más, que importa.
Da tristeza ver un país con tanto potencial andar en reversa ¿Cuando vamos a dejar de reaccionar y tener un plan comprensivo de país a 50 años? No podemos seguir en este rumbo que llevamos y todavía estamos a tiempo de hacer algo al respecto. Hay miles de organizaciones e individuos, tanto nacionales como extranjeros, dispuestos a trabajar por este país y esta ciudad. Tenemos que empezar, tomar la batuta y obligar al gobierno a trabajar por los intereses del país y la población antes de que sea muy tarde y estemos sumergidos bajo el océano.
Cambiar no cuesta nada, en nuestra oficina estamos ahorrando cerca del 45% en agua sólo con cambiar los aireadores de los grifos de agua, lo cual fue una solución económica y fácil de instalar, e inodoros de bajo consumo; tenemos equipos eléctricos Energy Star de bajo consumo (sin una inversión diferente a equipos “normales”) y gracias a esto logramos la certificación LEED Gold en un edificio que no está certificado. Puede que tome un poco más de trabajo, pero se puede lograr.

Deje un Comentario

  • No Hay Comentarios